martes, 30 de septiembre de 2014

La décima es un árbol de septiembre


Séptimo aniversario
 


Nos reporta desde Santa Clara la poetisa e investigadora Mariana Pérez Pérez, fundadora y conductora de la tertulia La décima es un árbol y representante del Grupo Ala Décima en su provincia



Remembranz@.son, para
una tertulia de siete años

Con mucho desenfado y cubanía digo: «La décima es un árbol» ya alcanzó «la edad de la peseta». Y así, desenfadado, cubano y alegre, transcurrió el tiempo en la tarde del 19 de septiembre de 2014, en esa tertulia que siempre muestra algo nuevo a su público. Me siento bien porque mis esfuerzos no han caído en terreno improductivo, este VII aniversario así lo demostró, varias generaciones se mezclaron para sentirse «en familia», como ha dicho uno de los asistentes.

A las 4:00 ya la salita del Museo estaba llena de personas,  pero el programa comenzó después porque la periodista Hilda Cárdenas Conyedo me «raptó» durante algunos minutos.

El invitado principal, Rogelio Rosales Antúnez, abrió el espacio interpretando sus décimas musicalizadas «El Profeta». Después, el saludo, las presentaciones y la lectura del mensaje enviado a la tertulia por Pedro Péglez, Presidente del Grupo Ala Décima, en nombre de todos los integrantes de dicha agrupación. En esta sección fue elegida la comisión de escrutinio, responsable de contar los votos y entregar los premios del concurso «Leoncio Yanes. Catálogo rimado: décimas del año»; dicha comisión estuvo presidida por Elba Yanes —hija de Leoncio—, a quien se unieron Raúl Zaballa (músico que ha trabajado en la tertulia en diferentes ocasiones) y Cecilia Rondón (Especialista del Museo de Artes Decorativas); como observadoras, Eloísa Font y Ludys Espinosa.

Para la presentación del Catálogo rimado Nº 83 (julio, 2014) invitamos al artesano artista Abdel Reinó Delgado, uno de los creadores de la exposición «Bolas de Ipanema», a cuyas piezas se dedicaron las décimas de ese número.

La sección «Recordando los orígenes» conmemoró los aniversarios de septiembre, así como el «Día de la décima Hispanoamericana» y los 92 años del nacimiento de Jesús Orta Ruiz (El Indio Naborí). Como el mejor homenaje es escuchar textos de propios poetas, se leyeron las décimas mambisas «Vida mía» de Ramón Roa Gari; a Chanito Isidrón le cantó su pequeño coterráneo Adriel Pérez Espinosa; de Leoncio Yanes leí «La décima campesina (Al Indio Naborí)» y, dedicadas a él, «Para no ser olvidado», del tallerista Luis Benítez Espinosa (En Brotes, Año 17, Nº 27, oct. – dic. 2012). Nuestro Vice-Presidente de Ala Décima, Modesto Caballero Ramos, fue recordado mediante una décima a Guatemala. También hicimos mención al aniversario  de Ada Elba Pérez y felicitamos (con atraso) a José Manuel Silverio, que cumplió años el 30 de agosto. Por último, escuchamos una grabación original de Jesús Orta Ruiz y Evelio Orta en la controversia «Las rubias y las trigueñas».

En cada cumpleaños de la tertulia, acostumbro a presentar un resumen de lo realizado durante el año que culmina, así que esta vez también lo hice, con el «Epítome de la Tertulia en su séptimo año» [ver].

«El poeta invitado», Rogelio Rosales Antúnez respondió nuestras preguntas acerca de su proyecto Guaratrova con Jocosón y Remembranza Punto Son, feliz idea donde se mezclan personajes reales, ficticios o fabulados, con sucesos, mitos, y otros elementos de la cancionística popular cubana, a manera de ajiaco musical, y todo ello a través de la décima. Se trata de un proyecto cultural integral y participativo, para la radio y espectáculos teatrales, en el cual están presentes diversos elementos de la más genuina cubanía y, como centro, la décima. A manera de ejemplo dijo varias de esas décimas e interpretó «Remembranzas», acompañándose con su guitarra trovadoresca.

A estas alturas de la tarde, ya la comisión de escrutinio había terminado su labor, por lo que llamamos a Elba Yanes para que diera los resultados y entregara los premios y menciones (libros, revistas, y otros). Hay que decir antes que por correo electrónico se recibieron siete votos de personas residentes en Pinar del Río, Las Tunas, España y de nuestra propia ciudad, además de los que fueron echados directamente al buzón (dato que todavía no poseo). Las décimas galardonadas con el voto de los lectores fueron:

Menciones: «Madrigal a la gitana» (CR-75), de Yudith Ruiz Angerí, y «Tallado por la locura» (CR-74) de Alejandro Montelongo García.

Tercer premio: «Cuentos de la madrugada: sobre Napoleón III y tres sillas restauradas», de Mérida Canto Alba.

Segundo premio: «Una gitanilla huye» (décima improvisada) (CR-75), por José Manuel Silverio León.

Primer premio: «Un cante de ida y vuelta (guajira)» (CR-75), de Mariana E. Pérez Pérez.

Resulta interesante destacar que la pieza de mayor impacto, entre los poetas y entre los lectores votantes, fue la del Catálogo rimado 75, se trata  del cuadro «Flamenca con pandereta», del pintor Manuel Ussel de Guimbarda y Maribrán, nacido en Cuba (Trinidad o La Habana) en 1833 y muerto en Cartagena, España, en 1907; este cuadro es la única pieza suya en Cuba y llevaba veintiseis años en el Museo, sin que pudiera ser identificada la firma Wssel, hasta que por fin pudo completarse la investigación.

Mientras Cecilia organizaba el brindis, el grupo se trasladó hacia la Sala Transitoria del Museo para escuchar la presentación de «La pieza del mes», que esta vez fue la gran exposición «Bazar de Antigüedades», del cual nos habló el Especialista Principal, MSc Jesús Llorens León. Por supuesto, Silverio improvisó, como ya se acostumbra.

El final fue de «descarga» con la intervención de José M. Silverio, el niño Adriel —que le dedicó décimas a Naborí— y Rogelio Rosales, mientras los demás disfrutaban el modesto brindis que logramos preparar con el aporte de varias personas.

Considero, para concluir, que esta celebración estuvo verdaderamente impregnada de un espiritu de remembranza, porque rindió tributo a destacados cultores de la décima, valoró lo que se hizo en todo el año, aunque siempre con la visión de que nuestra estrofa nacional tiene que subirse cada día en el podio más alto de la cubanidad, para ello «La décima es un árbol» ha plantado 84 semillas en siete surcos. Y es poco todavía.

Mariana Enriqueta Pérez Pérez
En Santa Clara, 20 de septiembre de 2014




«Epítome de la tertulia en su séptimo año»

Un novelista alemán, Jean Paul Richter (1763-1825) expresó: «El recuerdo es el único paraíso del cual no podemos ser expulsados». Con motivo del séptimo cumpleaños de nuestra tertulia, me propongo una brevísima andanza por el recuerdo de lo que hemos hecho en este último año para que, cuando seamos «grandes», nadie pueda expulsarnos del paraíso donde estamos sembrando los árboles de la décima; y, por cierto, ya tenemos 84 en ese bosque.

Como no es posible recordar todo, me referiré a los momentos más relevantes.

En octubre (2013), dentro de la Jornada por la Cultura Cubana, se rindió tributo a un patriota-poeta santaclareño —injustamente casi olvidado, hasta por sus coterráneos— con un trabajo que titulé «Miguel Gerónimo Gutiérrez: acreedor de nuestra vergüenza». Pero también ese día se cantó a la paz y a los Cinco Héroes. Fue, como expresé en la reseña enviada al sitio Cuba Ala Décima, «un coro por la Patria» porque la mayoría de los asistentes tuvieron participación, como debería ser siempre.

Como cada año en noviembre, fue la Semana de la Cultura en Santa Clara el tema obligado y, por tanto, la invitada tenía que ser santaclareña, por lo que tuvimos la suerte de escuchar a Lisy García Valdés. Ese día se dieron a conocer dos convocatorias —VI concurso Décima al Filo 2013 y XIV Concurso Nacional Ala Décima, 2014—, que la invitada supo aprovechar para darnos la sorpresa de obtener nada menos que ¡3 premios!: Premio especial «Mundo Nuevo» en Décima al Filo, Premio Ala Décima (principal) y Premio «Décima al Filo» a textos escritos por una mujer, dentro del concurso Ala Décima. Otras tres mujeres santaclareñas fuimos galardonadas en Guáimaro: Caridad González Sánchez (2º Premio), Olimpia Pombal Duarte (Premio Especial «Toda luz y toda mía») y Mariana E. Pérez Pérez (Premio Especial «Perros ladrándole a Dios»), razón por la cual en diciembre se hizo una lectura con la participación de las cuatro galardonadas.

En el nuevo año, por el cual hicimos un brindis, la primera tertulia se dedicó íntegramente a conversar con Jorge Luis Mederos «Veleta» y a escuchar sus décimas.

En febrero se leyeron décimas de amor, pero también dedicamos la tarde a la Feria Internacional del Libro y al Día Internacional de la Lengua Materna. Al final hubo una sesión de taller con los nuevos decimistas.

Por el «Día Mundial de la Poesía» y el Centenario de Samuel Feijóo, marzo tuvo dos momentos que merecen recordarse: la entrega de los premios Ala Décima a Lisy García (la Mención de Lorenzo Lunar se entregó otro día, en una peña de su librería La Piedra Lunar) y la sección «Recordando los orígenes», acerca del tema «Samuel Feijóo y la décima».

Abril siempre se dedica a la literatura para niños y jóvenes y, por tanto, además de comentar las efemérides más importantes de ese mes rico en historia, estuvo Víctor Castillo Lara como poeta invitado, de quien se presentó su libro Romancero del sueño. Fue un encuentro hermoso, animado por Rogelio Rosales Antúnez, que actuó voluntariamente para nosotros y animó la tertulia con sus trova-décimas.

Mayo trae siempre la efemérides triste de la caída en combate de José Martí, por eso la tertulia comenzó con una décima dedicada a él. Pero hay otras como el Día del Campesino y el Día Internacional de los Museos, de manera que el protagonista fue el paisaje con los temas: «Paisaje y Artes Decorativas: breve homenaje a René Batista (22-3-1941 / 2-5-2010)» y «Jugando con el paisaje: selección y lectura de décimas cubanas (siglos xix al xxi)». Como invitado, el repentista Rafael Águila.

La tertulia de junio, que siempre se dedica a rendir tributo a los repentistas que ya no están entre nosotros, tuvo por título Ilusión de navegante (Pablo Murga Sánchez in memoriam) y contó con los escritores Rebeca Murga Vicens (su hija), Lorenzo Lunar Cardedo (su yerno) y Jorge Luis Mederos; con los repentistas Rafael Águila y Felipe Albernas, y en la música, nada menos que el Trío Sedacero, Ernestina Trimiño y su nieta Sheila, sin que olvidemos al pequeño Adriel Pérez Espinosa, que viene de Calabazar de Sagua y ya se empina por los caminos de Chanito Isidrón.

En julio, el mes en que la ciudad (y la anfitriona de esta tertulia) celebran sus cumpleaños, comenzamos el proceso del concurso «Leoncio Yanes. Catálogo rimado: décimas del año» con la lectura de las décimas seleccionadas y la elección de las finalistas. Y en Agosto, para variar, se habló de Artes Plásticas, por lo cual invitamos a la pintora autodidacta Clara Ortiz García, quien nos ofreció la charla «Sentido del laberinto: ¿qué es arte bruto?»

No puede culminarse este resumen sin expresar que el Catálogo rimado ha sido editado en forma estable, —aprovecho para agradecer la ayuda que han brindado Luis Alberto Pérez Pérez, Ludys Espinosa Harding y Yudith Ruiz Angerí— y que ya llegamos al número 83. No obstante, considero que todavía la cantidad de colaboradores y la calidad de las décimas presenta cierta inestabilidad que no nos permiten sentirnos satisfechos. Hace falta más rigor para lograr que este proyecto, único en el mundo, constituya realmente un aporte al movimiento decimista cubano.

En general, hemos trabajado arduamente para lograr que cada encuentro mensual sea diferente y que su calidad deje satisfechos a los asistentes, con deseos de volver; por desdicha, la captación de público para los espacios literarios sufre una gran depresión en todo el país, de manera que el bajo número de asistentes en algunos meses no nos sorprende, pero sí nos sirve de indicador para saber que tenemos que hacer mayor énfasis en la promoción. No obstante, debo destacar y agradecer al Grupo Guamo la divulgación puntual, por radio y TV, de nuestra tertulia. Por nuestra parte, estamos haciendo lo posible para que nunca falte, junto al cartel permanente, pequeños carteles con la información de lo que sucederá cada mes.

Finalmente, deseo expresar mi agradecimiento a la Dirección y a los trabajadores del Museo de Artes Decorativas por el espacio y por toda su labor en defensa de «La décima es un árbol», así como a ustedes —mis contertulios— que asisten cada mes, a veces bajo la lluvia, para encontrarse en este sitio donde el Conocimiento y la Cultura son palabras que se escriben con C mayúscula.

Después de este recordatorio de lo que hemos realizado, solo me queda suscribir otra frase célebre, esta vez del exBeatle Ringo Starr: «Contra la nostalgia y el recuerdo, reclamo el derecho a la perpendicularidad, a mantenerme en pie».

Santa Clara, 19 de septiembre de 2014
Mariana Enriqueta Pérez Pérez




DE LA AUTORA DEL REPORTAJE:
Muestras de la obra poética de Mariana Enriqueta Pérez Pérez, pueden verse mediante los siguientes enlaces con el blog Odiseo en el Erebo y la antología on line Arte poética. Rostros y versos, ambos del poeta salvadoreño André Cruchaga. Varios estudios realizados por ella aparecen en nuestra sección Decimacontexto: Polizón en la aljaba de Eros, sobre la décima de amor escrita en Villa Clara. Las albas rumorosas, acerca del libro Jiras guajiras, de Samuel Feijóo. La décima cubana durante las guerras de independencia: los poetas de la guerra, interesante aporte sobre ese período. La décima escrita en Villa Clara, sobre la poesía concebida en estrofas de diez versos en esa provincia. Entre los reconocimientos merecidos por su obra en versos, está en el 2013 la mención que recibió en el concurso Oscar Hurtado. Acaba de merecer el Premio del VI concurso nacional de glosas Jesús Orta Ruiz, Indio Naborí.


Visite el sitio web de esta tertulia
en su nueva dirección:


MÁS INFORMACIÓN SOBRE LA DÉCIMA EN ESTA PROVINCIA HACIENDO CLIC AQUÍ:
VILLA CLARA