domingo, 12 de febrero de 2017

Palabras por los 17


En el XVII Encuentro Ala Décima

Pronunciadas por el poeta Pedro Péglez González, presidente del Grupo Ala Décima, en el XVII Encuentro Nacional Ala Décima, en la peña semanal que sirve de sede a la agrupación, en la Biblioteca Tina Modotti, en Alamar, La Habana del Este. Lunes 6 de febrero del 2017. Fotos: Jesús Arencibia.

 Directivos del Grupo Ala Décima presidieron la cita. De izquierda a derecha Miguel Mariano Piñero, presidente del Grupo de Escritores Rurales; Péglez; los vicepresidentes Luisa Oneida Landín y Karel Leyva; y Carlos Castro, programador y conductor de la peña sede.


Les damos a todos el abrazo de bienvenida a este XVII Encuentro Nacional Ala Décima, al cual arribamos con la permanente convicción martiana y fidelista de la necesidad de la preservación y enaltecimiento de la cultura que es expresión de nuestra identidad. Como ya hemos dicho, con la celebración en esta cita del aniversario 17 de nuestra agrupación, saludamos la 26 edición de la Feria Internacional del Libro de La Habana  y de todo el país, y recordamos al emblemático poeta decimista Francisco Riverón Hernández, de cuyo nacimiento en Güines se cumplirán cien años el próximo 2 de abril.

Gracias a todos por acompañarnos, en particular a las instituciones presentes que nos respaldan: el Centro Iberoamericano de la Décima y el Verso Improvisado, del cual ha venido una representación integrada por las especialistas Amor Benítez y Alina Diéguez; el proyecto  El Guardabosque, representado por la creadora Maribel García; el periódico Trabajadores, cuyo director Alberto Núñez Betancourt, diputado a la Asamblea Nacional, nos trae una comitiva numerosa, que incluye a los corresponsales de ese órgano de prensa en distintas provincias; y al colectivo laboral de esta biblioteca y a su directora fundadora, la imprescindible Dineya Vázquez, que nos ha acompañado en estos 23 años de peña semanal y 17 del Grupo Ala Décima. A ella se suma como siempre Gisela Ferrer, que fuera bibliotecaria de este centro y ahora jubilada se destaca como promotora cultural conduciendo la peña Horizontes de Nuestra América.


Agradecemos a los colaboradores de la Peña y el Grupo que nos acompañan, en especial familiares de creadores desaparecidos físicamente cuyos nombres prestigian lauros de nuestro concurso: Wilfredo Sánchez, presente aquí en su viuda, Zoraida, y Yazmina Calcines, cuyos familiares, impedidos de asistir por razones de trabajo urgentes, nos han pedido que traslademos a todos su saludo. Gracias a los artistas de la plástica que nos respaldan en esta edición, entre ellos, Kamyl Bullaudy, Manuel Fernández Malagón y Ángel Silvestre, y gracias también a quien coordinó sus aportes, el crítico de arte Jorge Rivas, jefe de la redacción cultural del periódico Trabajadores y miembro del Grupo Ala Décima. A otro integrante de nuestra colectividad, el poeta y trovador Julito Cumberbatch, a quien debemos el apoyo musical para este encuentro, vaya además nuestro agradecimiento.

Y las gracias damos, muy especialmente, a quien ha venido desde la lejana comunidad de San José, en el municipio de Colombia, provincia de Las Tunas, para acompañarnos en representación de las agrupaciones decimísticas del país: el poeta Miguel Mariano Piñero, presidente del Grupo de Escritores Rurales, Premio Ala Décima 2013, Premio Iberoamericano Cucalambé 2014 y miembro de la filial del Grupo Ala Décima en la provincia de Las Tunas.

Ala Décima, lo decimos siempre, es solamente una más entre la decena de agrupaciones decimísticas del país, surgidas desde la variante escrita de la estrofa, a partir de ese emblemático Grupo Iberoamericano Espinel-Cucalambé fundado en febrero de 1993 en Puerto Padre por Renael González Batista. Desde aquí lo saludamos, y saludamos a todas, aunque no podamos, en aras del tiempo, mencionarlas una a una. En representación de ellas saludamos, de occidente a oriente, al proyecto cultural comunitario Casa de la Décima Celestino García, de Pinar del Río; a la tertulia La décima es un árbol, de Santa Clara, que se encamina a su décimo aniversario, a celebrarse en septiembre; al Grupo Toda luz y toda mía, de Sancti Spíritus, que prepara para junio su quinto festival y premiación de su sexto concurso; al Grupo Iberoamericano Décima al filo, con sede en Guáimaro, Camagüey, que celebró en diciembre su onceno encuentro junto a la premiación de su noveno concurso, y que se encamina a celebrar sus quince, en mayo próximo; así como al surgimiento en agosto pasado del evento A la décima va la vencida, en Bayamo, Granma, impulsado por la AHS con el respaldo de la filial del Grupo Ala Décima en esa provincia.

Los tres integrantes de esa filial, Alexander Besú, Alexander Aguilar y Jorge Betancourt, escritores todos merecedores del Premio Cucalambé, conformaron el jurado del concurso nacional Ala Décima en su edición 17, cuyos resultados se oficializarán en este encuentro. A ellos, nuestro abrazo especialmente agradecido.

Saludamos también a nuestra filial en Las Tunas, a nuestra filial local en Velasco, provincia de Holguín, y muy apretadamente abrazamos a nuestra filial más activa, la del municipio capitalino de San Miguel del Padrón, cuna de Naborí, que en septiembre premió la octava edición de su concurso de glosas a la obra de Jesús Orta Ruiz, así como a las tertulias conducidas en la capital por miembros y colaboradores de nuestra agrupación, que en este enero dedicaron sus espacios a José Martí. Son ellas Más que palabras, Lira y verso, La letra en rosa, Horizontes de Nuestra América, Sol Adentro y la propia Peña Indio Naborí.

A todos abrazamos, con abrazo extensivo a todos nuestros hermanos, de cualquier latitud, en la defensa y enaltecimiento, como pedía Juan Marinello, de la décima, y en la seguridad de que esta hermandad nos permitirá, además de seguir avanzando en esos empeños, ser mejores creadores y mejores personas, si hacemos realidad aquella recomendación de nuestro profesor Roberto Manzano: La mejor poesía es querernos.

Muchas gracias.



INFORMACIONES ANTERIORES: